YA VIENE LA NAVIDAD

11.12.2014 20:58

                                   

¿QUE SIGNIFICA LA NAVIDAD?

Ya casi es Navidad, sin embargo, ¿ya volteaste a tu alrededor? Todo está oliendo a pino, se ven los preparativos, las lucecitas, los adornos, y me contagió el espíritu, por lo tanto, antes de entrar en el estado de frenesí y agobio que caracteriza a la temporada navideña, tráfico, prisas, y compras de último momento. Te invito a que te hagas el propósito de vivir estos días con una magia diferente. Considera lo que significa la Navidad.  A nivel espiritual, personal y religioso. Te invito a repasar algunos de sus aspectos más profundos tales como:           

Renacimiento Espiritual.

Esta suele ser una temporada de inicio o reinicio de la práctica espiritual. Para muchas personas alrededor del mundo, el mes de Diciembre es una época para celebrar el amor, el renacimiento y nuestra conexión con Dios. Y creo que actualmente el mundo necesita concentrar su energía de amor en esta renovación.

Existen muchas oportunidades de disfrutar unas fiestas significativas a través de la música, la danza, los rituales de la temporada y las costumbres particulares de cada familia.

Descanso y Re-encuentro Contigo Mismo.

Después de un año estresante, no nos damos cuenta cuán agotados física y mentalmente estamos. Este puede ser un momento de disfrutar actividades no programadas, relajarse bajo los calientitos rayos del sol, de la suave brisa del mar y del encanto de cada atardecer y por supuesto lo más importante, la convivencia familiar.

También podemos aprovechar para recargar nuestras energías con largas caminatas de reflexión y en compañía de nuestra bien amada “soledad”, ya que es importante que te encuentres contigo mism@, que sientas y recuerdes lo importante que eres y lo maravilloso que es que, a pesar de todos los sinsabores que hayas tenido durante todo el año, aquí estás, aquí está tu esencia, tu alegría, tus logros, y también los aprendizajes de tus errores.

Anímate, háblate a ti mismo, dite lo mucho que te quieres, lo mucho que te valoras y verás como algo intangible a tu vista pero perceptible a tus sentidos se ilumina y te llena de gran paz y armonía, lo cual irás desprendiendo al caminar ya que la energía que proyectas en momentos de paz es recibida por todo tu entorno y que mejor época que ésta ¿no lo crees así?

Conexión y Perdón.

El perdón nos parece a todos una idea maravillosa, hasta que tenemos algo que perdonar ¿verdad? Por lo tanto, si fuiste tú quien hirió al otro, ¿eres capaz de comprender ahora como se sintió?, ¿hacerte responsable del daño infligido y disculparte? Cuesta mucho hacerlo. Requiere valor admitir que nos hemos decepcionado a nosotros mismos y humildad para aceptar que hemos actuado con insensibilidad o indiferencia. A veces no somos capaces de disculparnos hasta que nos dejamos conmover por el dolor y los miedos de la persona afectada. SÍ somos capaces de hacerlo con sinceridad, estamos ofreciéndole un inmenso regalo a nuestro ser querido.

Si fuiste tú quien sufrió el daño, ¿eres capaz de aceptar la disculpa? Está claro que no podemos cambiar el pasado, pero si aprovechar las lecciones y reparar los lazos con quienes tenemos. Expresa tu amor y gratitud a través del perdón. Dale la oportunidad al nuevo año de ofrecerte el principio de ser una mejor persona, más cordial y respetuosa y por qué no, más profunda y empática.

Época de dar.

Intercambiar regalos y recibir a la familia y amigos en casa son muestras de generosidad. Recuerda que un buen regalo no es el más costoso sino aquel que tal vez elaboraste con tus propias manos o la fotografía o el dibujo que enmarcaste pensando en la emoción de quien lo recibirá. Recuerda que en época de Navidad, “más es menos” procura simplificar y dedícate a disfrutar.

Rituales Familiares.

Los rituales nos brindan un sentido de identidad y nos unen con las personas que los compartimos por nuestros valores afines, sin embargo, también señalan nuestra individualidad ya que los rituales especiales que se crean en cada familia son como huellas de nuestra esencia los cuales si eres cuidadoso los vas heredando de generación en generación y siempre te dejan un delicioso sabor a dulzura y encanto.  Por ejemplo, permíteme compartirte los rituales en mi familia: La cena de Noche Buena es en casa de mis padres, todos nos coordinamos y cooperamos con lo que se cocinará (que siempre votamos por lo mismo) porque son guisos deliciosos que cocinan mis padres y que si los comemos en otra época del año por supuesto que no nos saben igual. No puede faltar el árbol decorado con lo que a través de tantos años mis padres han coleccionado, y lo más lindo, el montaje del nacimiento con todos sus animalitos y detalles que conlleva, tiene algo mágico que te envuelve en cuanto entras, además quebramos piñatas, pedimos posada, arrullamos al niño Dios ( quien además es el festejado eeeh!, no te olvides de su regalo) y damos a conocer nuestros agradecimientos y deseos en familia. Y tu ¿cómo vives tu ritual familiar? Que te parece si me lo compartes, me encantará saber de ti.

En Resumen.

Aprende y enseña a todos los pequeños de la familia el significado espiritual de las tradiciones. Incluye la explicación de los rituales en familia, por ejemplo, esa deliciosa ensalada de noche buena que hacemos porque nos recuerda nuestros más dulces recuerdos de la  niñez.

Procura no limitarte a agradecer únicamente los regalos materiales, más bien agradece todas las bendiciones a las que tú y tu familia han sido acreedores.

Relájate lo suficiente para que disfrutes la esencia del convivio familiar, ya que a la larga recordarás más los momentos en familia, que los regalos que recibas ya que tanto tu familia como tu se podrán dar cuenta que lo que realmente importa es el tiempo de calidad y el calor del hogar.

Haciendo consciencia.

¿Viste aquella película de Disney de Navidad?, bueno, una de tantas, donde un viejito ve pasar su vida llena de egoísmo e indiferencia y llega el fantasma de la navidad a visitarlo para hacerlo reflexionar en dichas actitudes mostrándole la vida maravillosa y sencilla que lleva la gente que es feliz en familia. Yo espero que no se te aparezca el fantasma a ti, sin embargo, deseo que dentro de tu mente y tu corazón encuentres una nueva oportunidad de renovar tu inventario de vida para que cada día seas más feliz y hagas felices a los que te rodean.

FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO 2016