Las fuerzas de la república van a iniciar una importante ofensiva y necesitan cortar las comunicaciones por carretera para evitar el contraataque. Robert Jordan, dinamitero de las brigadas internacionales, ha venido a España para volar un puente clave para la maniobra. Durante los días anteriores a la operación, Robert conoce a maría, una frágil muchacha rescatada por los guerrilleros de manos de los fascistas y de quien se enamora. Mientras cruzan las montañas van conociendo las sangrientas historias que ocurrieron en los primeros días del levantamiento, sabiendo de antemano que su intervención será del todo inútil y que la gran tragedia colectiva en la que están inmersos seguirá su inexorable curso.
   
Jean Louise Finch evoca una época en la que su padre Atticus, abogado en una población sureña, decidió defender a un hombre negro acusado de violar a una mujer blanca. Harper Lee ganó el Pulitzer en 1961 por esta novela, que Robert Mulligan llevó a la gran pantalla en una inolvidable película que obtuvo dos Oscar: al mejor guion (Horton Footer) y al mejor intérprete masculino (Gregory Peck).
   
Milton H. Erickson ha sido considerado el terapeuta más influyente de nuestra época. Nunca, se ha dicho de él, resolvió un problema siguiendo caminos trillados. Sus cuentos didácticos ocupaban un lugar importante en su terapia. Erickson se proponía influir en sus pacientes tanto en el nivel consciente como en el incon sciente. A favor de la sorpresa y la confusión -multiplicando las preguntas y los juegos de palabras y haciendo gala de un humor juguetón- sembraba sugestiones de un modo directo y eficaz. Había convenido en ser coautor de esta obra, pero la muerte se lo impidió. Sidney Rosen ha recopilado algo más de un centenar de relatos, algunos de los cuales nunca habían sido recogidos por escrito, y los ha transcrito literalmente, agregando sus interpretaciones y comentarios. Es además el autor de la introducción, donde examina el innovador enfoque de Erickson respecto de la hipnosis y la psicoterapia.