Rafael Santandreu explica que muchos de los problemas emocionales actuales son causa de una mala filosofía de vida. Con gran facilidad nos creemos deprimidos, ansiosos o muy desgraciados. El arte de no amargarse la vida cuenta que todos estos trastornos emocionales podrían calificarse de terribilitis. En nuestra sociedad tenemos muchas creencias que nos hacen ser infelices como que si no tienes pareja eres desdichado o que hay que tener un puesto de trabajo muy importante para realizarse. Siguiendo la saga de los grandes libros de psicología para el gran público RafaelSantandreu, expone en esta obra un método práctico y claro, aunque completamente científico, para caminar hacia el cambio psicológico. Nuestro destino es convertirnos en personas más fuertes y felices. Con anécdotas extraídas tanto de su consulta como de su historia personal, el autor nos muestra cómo transformarnos a nosotros mismos. De deprimidos, ansiosos o cascarrabias podemos convertirnos en hombres y mujeres serenos, alegres y optimistas, con la ayuda de un terapeuta o ¡por nosotros mismos! El arte de no amargarse la vida nos ofrece las últimas herramientas de la más potente psicología cognitiva, la escuela terapéutica más importante del mundo, avalada por más de 2.000 estudios que confirman su eficacia.
   
Durante su larga y fecunda trayectoria profesional, Jorge Bucay ha recurrido siempre a los cuentos no sólo como un mecanismo para ayudar a sus pacientes, sino también como un medio para reflexionar, junto con ellos, en torno a algunas de las preocupaciones fundamentales del ser humano. Este libro, uno de sus más leídos, reúne muchas de estas inspiradoras historias. Se trata de relatos que nos acompañan en el camino e iluminan nuestro crecimiento interior. Casi todos son de su propia inspiración, pero también encontramos narraciones tradicionales y cuentos que en algún momento recibió como regalo y que han enriquecido su pensamiento y la vida de sus lectores.
   
El arte de amar es una obra con la que Erich Fromm ha ayudado a varias generaciones a reflexionar sobre el amor y a responder a algunas preguntas aparentemente sencillas: ¿Qué significa amar? ¿Cómo desprendernos de nosotros mismos para experimentar este sentimiento? El amor no es solo una relación personal, es un rasgo de madurez que se manifiesta en diversas formas: amor erótico, amor fraternal, amor filial, amor a uno mismo...El amor no es algo pasajero y mecánico, como a veces nos induce a creer la sociedad de hoy. Muy al contrario, el amor es un arte, el fruto de un aprendizaje. Por ello, si queremos aprender a amar, debemos actuar como lo haríamos si quisiéramos aprender cualquier otro arte, ya sea música, pintura, carpintería o el arte de la medicina. O, por lo menos, no dedicar nuestra energía a buscar éxito y dinero, prestigio y poder, sino a cultivar el verdadero arte de amar.